Una pequeña glándula afecta la salud de 300 millones de personas en el mundo y al 4% de los colombianos

Colombia se une a la Semana Mundial de la Tiroides: 23 al 29 de mayo

El desconocimiento de los desórdenes relacionados con la tiroides y sus consecuencias son la razón principal para que el mundo dedique una semana para hablar del tema, del 23 al 29 de mayo. Esta es una iniciativa de la Federación Internacional de la Tiroides, para que todas las personas, tanto hombres como mujeres, se preocupen más por buscar ayuda médica en caso de sospechar que padecen disfunción de la tiroides. Para tal fin, se creó un sitio web en español con ayudas pedagógicas: www.thyroidweek.com/es/

Millones de personas dejan de ser diagnosticadas y tratadas por los trastornos de tiroides, lo que reduce enormemente su calidad de vida y, en el peor de los casos, la pone en riesgo.

De hecho, muchos pacientes tienen la enfermedad pero no lo saben, o incluso atribuyen de manera errónea los síntomas a causas como el estrés, el envejecimiento, los cambios de estilo de vida o la menopausia.

Sentirse cansado o deprimido, el aumento de peso, sentirse físicamente frío, estreñimiento y dificultades para concebir pueden ser, por separado o en conjunto, síntomas de que algo no funciona bien en la glándula tiroides. Un sencillo análisis de sangre es suficiente para salir de dudas. Con este examen se pueden comprobar los niveles sanguíneos de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y hormonas tiroideas en su sangre. También debe estar atento si siente algún bulto o dureza en su cuello. La enfermedad de la tiroides es altamente manejable si se acude oportunamente al médico.

Hay dos trastornos funcionales principales de la glándula tiroidea: hipotiroidismo (o una tiroides hipoactiva) e hipertiroidismo (tiroides hiperactiva), de las cuales el hipotiroidismo es mucho más común.

Se calcula que más de 300 millones de personas en todo el mundo (en Colombia el 4% de la población, según el Instituto de Diabetes y Endocrinología, IDE) padecen enfermedades de la tiroides, esa pequeña glándula situada en la parte frontal del cuello, encargada de controlar el metabolismo del cuerpo.

Los trastornos de la tiroides son de ocho a diez veces más comunes en mujeres que en hombres y hay ciertos momentos en la vida de una mujer cuando ella está más vulnerable a problemas de la tiroides como durante el embarazo y la menopausia.

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides es un órgano pequeño, con forma de mariposa, ubicada en la base del cuello, por delante de la tráquea. Es el ‘controlador maestro’ del metabolismo y ejerce un papel clave en nuestra salud y bienestar. Produce, almacena y libera hormonas tiroideas hacia el torrente sanguíneo, regulando así el metabolismo. Estas hormonas son esenciales para el correcto funcionamiento de todos los tejidos y órganos del organismo. Le permiten a nuestro cuerpo usar sus depósitos de energía de una manera eficiente, controlando así la temperatura y permitiendo a nuestros músculos funcionar correctamente.

¿Quién está en riesgo de padecer trastornos de la tiroides?

La disfunción tiroidea es muy común en todo el mundo, especialmente en las mujeres. No se comprende bien la razón por la cual las mujeres tienen un mayor riesgo que los hombres, pero no sólo tienen mayores probabilidades de presentar problemas tiroideos, sino también de presentarlos a una edad más temprana. Hay ciertas épocas en la vida de una mujer en la que son más vulnerables a los problemas tiroideos. Entre ellas se incluyen: la pubertad y la primera menstruación, embarazo, durante los primeros seis meses siguientes al parto y durante la menopausia.

Independientemente de su género, usted está en riesgo de disfunción tiroidea si: tiene antecedentes familiares de problemas tiroideos, sufre de una enfermedad autoinmune como la diabetes tipo 1, es mayor de 50 años, ha sido sometido/a cirugía de la tiroides o si padece del síndrome de Down o de Turner.

Las personas que han sido sometidas a radioterapia o cuyos cuellos han sido expuestos a rayos X también tienen mayores probabilidades de sufrir de problemas tiroideos. Es interesante destacar que los blancos y los asiáticos tienen un riesgo tres veces mayor comparado con otras poblaciones.

Sobre el Hipotiroidismo

El hipotiroidismo, es decir, una tiroides hipoactiva, es una afección común. Aparece cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas. Eso lleva a un enlentecimiento del metabolismo del organismo, y a menudo hace que el paciente se sienta cansado, con frío y deprimido. Si usted sufre de hipotiroidismo, es probable que haya aumentado de peso, aunque siga una dieta razonable y haga ejercicio regularmente.

Síntomas claves del hipotiroidismo

* Fatiga, somnolencia

* Intolerancia al frío

* Aumento de peso o mayor dificultad para adelgazar

* Depresión

* Constipación

* Menstruaciones anormales y/o problemas de fertilidad

* Dolor articular o muscular

* Cabello o uñas finos y quebradizos y / o piel seca

* Cara abotagada, manos y pies hinchados

* Disminución de la libido

Cómo se trata el hipotiroidismo

Al no haber cura para el hipotiroidismo, la finalidad del tratamiento es reemplazar la hormona tiroidea que le falta al organismo. El tratamiento de elección consiste en la administración de medicamentos que contienen la hormona tiroidea sintética.

El tratamiento es de por vida y tendrá que tomar la medicación a diario, incluso cuando los síntomas estén bajo control.

¿Cómo las hormonas tiroideas afectan a su corazón?

El corazón es un objetivo importante de las hormonas tiroideas y responderá a cualquier cambio en sus niveles. Una cantidad muy baja de hormona tiroidea como consecuencia de una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo): Causa que su corazón lata muy lento y de forma irregular, causa que su presión arterial cambie y que el colesterol en su sangre se eleve y se forme una calcificación, todos estos efectos aumentan el riesgo de ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca y ateroesclerosis. Sin tratamiento, una tiroides hipo o hiperactiva empeorará o acelerará cualquier cardiopatía preexistente o causará nuevas.

Problemas de tiroides y la fertilidad

Las hormonas tiroideas interactúan con otras hormonas, principalmente las sexuales. Se requiere de una cantidad adecuada de hormonas tiroideas para preservar el funcionamiento normal de los testículos en los hombres y de los ovarios en las mujeres. Una cantidad insuficiente (tiroides hipoactiva) de hormonas tiroideas puede afectar adversamente la fertilidad femenina y masculina.

El funcionamiento óptimo de la glándula tiroides no sólo es beneficioso para la salud de los padres, sino que es crucial para la salud del bebé. Los niveles tiroideos sub óptimos son una de las causas de la infertilidad, mayor riesgo de aborto, parto prematuro y otras complicaciones, además que también pueden perjudicar el desarrollo cerebral del feto